23 nov 2017

Tipos de puerta para ascensor

Tipos de puerta para ascensor

Si estás pensando en instalar un ascensor y te preocupan los acabados, este post te interesa. Y es que, junto al precio, son muchas las personas interesadas en saber cómo será el resultado final de la instalación. Colores, materiales, iluminación… son algunos de los elementos a tener en cuenta si queremos decantarnos por una opción u otra para conseguir la mayor integración en el entorno o destacar los aspectos que más nos interesa.

Pero si hablamos de estética, debemos hablar de las puertas, elemento fundamental tanto en espacio interiores como exteriores. Al fin y al cabo, las puertas son el elemento visible, esté o no el ascensor en funcionamiento. Por ello, dedicamos este post a analizar los principales modelos que existen en el mercado.

Las puertas de ascensor se clasifican en dos grandes bloques: puertas de cabina y las puertas de rellano. Estas últimas son las que cierran el cajón del ascensor y las que son visibles des de el exterior. Asimismo, las puertas de cabina son las que cierran el habitáculo y se desplazan con la cabina. Además, son estas las que activan las puertas de rellano una vez llegado al nivel que hemos marcado.

Tipos de puerta de cabina:

  • Tipo bus. Se trata de puertas plegables, divididas en dos o más hojas. Al abrirse, estas puertas se comprimen a modo de acordeón en los laterales del interior del ascensor. Son una solución muy útil para los ascensores o elevadores con cajones pequeños. Además, ofrecen multitud de acabados, des de puertas plegables con mirilla, ciegas (chapa sin ventana) o con ventana de arriba abajo de la hoja.
  •  Automáticas. Son el modelo más común y su funcionamiento es el menos intrusivo en la cabina. En este caso, las puertas se abren hacia un lado u otro a modo de puerta corredera, sin invadir la cabina como sí sucede con las puertas tipo bus. Por el contrario, las puertas automáticas requieren un ancho de cajón mayor para albergar las puertas cuando están abiertas.  
  •  Cortina fotoeléctrica. Se trata de un sistema sin puertas, que permitent el paso de la luz y el aire, pero solo son aptas para ascensores de velocidad reducida (0,15m/s o menos). Cuenta con sensores tipo "cortina" (de ahí el nombre) que garantizan la integridad de los ocupantes durante el trayecto.

 Tipos de puerta de rellano:

  • Semiautomáticas. ¿Recuerdas si alguna vez has tenido que estirar una puerta metálica para acceder al ascensor? Pues se trataba de una puerta semiautomática. Hasta hace unos años, eran la solución más común y todavía hoy son una de las soluciones más instaladas por ser muy económica. Permite un amplio abanico de acabados (con mirilla, cristal panorámico, chapa ciega…) pero requiere que el usuario abra y cierre la puerta de manera manual.
  •  Automáticas. A diferencia de las anteriores, estas cuentan con sistema de apertura y cierre totalmente automático. Por ello, permiten un acceso mucho más fácil y cómodo, sobre todo si el usuario tiene algún tipo de discapacidad física o movilidad reducida. Además, ofrecen acabados que, combinados con las puertas de cabina, ayudan a integrar el ascensor en el entorno. Por ejemplo, una cabina y las puertas de cristal permiten un ascensor con perspectiva panorámica.

 A parte de estas, existen soluciones a medida adaptadas para cada caso. Si estás interesado en éstas u otras soluciones, en Válida Lift te ayudamos. Solo tienes que contactarnos llamando al 972 476 068 y saldrás de dudas :)