1 mar 2018

9 indicativos de que tu hogar necesita reformas

9 indicativos de que tu hogar necesita reformas

La idea de reformar nuestro hogar suele ser sinónimo de debate, sobre todo si esta reforma se va a realizar en una comunidad de vecinos. ¿Cuándo se considera que un espacio debe reformarse? ¿Existe algún criterio objetivo? Por el contrario, ignorar los indicativos de que nuestro edificio precisa de algunos retoques puede generar problemas mayores como corto circuitos, humedades o pérdida de eficiencia energética. Por ello, hoy presentamos 9 indicativos que te advertirán de que tu hogar necesita, sí o sí, unas reformas.

1 –Muebles en mal estado:

Golpes, arañazos o un diseño pasado de moda. Si tus muebles presentan algunos de esto, quizás sea hora de substituirlos. Puede ser una oportunidad para deshacerse de ellos y ganar más espacio o darle un nuevo estilo a la sala. No es necesario gastarse una gran suma de dinero, lo principal es apostar por el buen gusto, la calidad y que sea funcional.  

2- Manchas de humedad:

Si las paredes presentan manchas pueden ser el síntoma de varios problemas. Lo más común es una falta de ventilación y luz, sobre todo en edificios donde no toca el Sol. En este caso, es necesario abrir las puertas y ventanas periódicamente, pero si persiste, será necesario tomar medidas como abrir una nueva apertura en la sala o buscar un sistema aislante más eficiente. De lo contrario, la humedad generará hongos, muy perjudiciales para la salud de las personas y del propio edificio.

En el caso que la mancha haya aparecido repentinamente y presente un crecimiento variable, deberás actuar urgentemente ya que se trataría de un reventón o fuga de agua.

3- Fallos en la iluminación

¿Salta el diferencial con frecuencia? ¿La iluminación presenta intermitencias? Si estos son hechos recurrentes en tu edificio, es posible que se deba a que el consumo eléctrico excede la potencia contratada… o que precises sustituir parte de sistema eléctrico. Consulta a un técnico especializado para que evalúe la situación y detecte las causas ya que, dependiendo de las causas, el importe de reparación puede variar mucho.

4- Fugas térmicas

En los meses más fríos y más calurosos del año es cuando podemos nuestro hogar llega a su límite de eficiente. Las puertas y ventanas son los puntos donde pueden aparecen más fácilmente fugas térmicas. Si esto sucede, el aire acondicionado o la calefacción deben trabajar más para llegar a la temperatura indicada, incrementándose el coste de consumo y mantenimiento.

En los últimos años se ha producido un gran avance en el desarrollo de cerramientos aislantes, cada vez más económicos, bellos y eficaces. Aunque pueda parecerte una inversión aburrida, aptar por reformar los cerramientos te permitirá reducir la factura del gas, de la luz y minimizar ruidos.

5- Baños y cocinas poco higiénicos

¿Sabías que a la hora de comprar o alquilar una vivienda, el estado del baño y la cocina suele ser un factor determinante? Estos espacios son uno de los principales focos infecciosos de nuestro hogar. La constante presencia de agua y humedad obligan a darles un cuidado mucho más atento y frecuente. Así pues, no es de extrañar que tengan un trato prioritario a la hora de plantear reformas en el hogar. Si los muebles están hinchados por el agua o son estéticamente feos, si las baldosas presentan moho, el plato de la ducha está desgastado o la grifería está sucia… es hora de hacer una reforma a fondo.

6- Mal estado de la pintura

Aunque no tengamos humedades, las paredes pueden presentar golpes, desconches o manchas de suciedad. El estado de las paredes es uno de los elementos más visibles de nuestro hogar, por este motivo su estado puede reflejar el estado o antigüedad del edificio. Por suerte, pintar el interior de nuestra vivienda es una actividad relativamente fácil y económica. Una mano de pintura te permitirá darle una apariencia nueva a la sala, renovar su estilo y mejorar en calidad de vida. Además, por higiene se recomienda pintar el interior de la vivienda como mínimo una vez cada 10 años.

7- Estado de los electrodomésticos y su consumo

Aunque no se trate de una reforma propiamente, substituir la los electrodomésticos estacionarios (hornos, fogones, lavavajillas, lavadora, nevera,…) te permitirá mejorar su eficiencia y ahorrar tiempo en tu día a día. Por ejemplo, cambiar unos fogones de gas por una vitrocerámica te permitirá ahorrar mucho tiempo en limpieza. Además, cada año aparecen modelos más eficientes y con un impacto medioambiental menor. Para identificarlos, fíjate en el distintivo de ahorro energético, representado por una A.

8 – Decoración anticuada

Quizás no tengas ningún motivo para iniciar una reforma, pero crees que la decoración de tu edificio es un viejo testimonio de otro tiempo. Si no te sientes cómodo con la apariencia y te gustaría darle una apariencia mucho más actual, iniciar una reforma te ayudará a conseguirlo. Es cierto que este punto puede ser algo subjetivo, pero si estás pensando en incrementar el precio de tu vivienda, deberás procurar ofrecer un producto atractivo y elegante.

9 – Movilidad y accesibilidad

Finalmente, otro motivo de reforma es mejorar la movilidad de sus propietarios o vecinos. Espacios más amplios permiten mejorar la movilidad, así como la colocación de rampas y ascensores permiten salvar barreras arquitectónicas. Con la entrada en vigor de las últimas normativas sobre accesibilidad para personas con movilidad reducida, este es uno de los principales motivos de reforma en espacios públicos y privados. Es importante tener en cuenta qué códigos deben aplicarse y dejarse asesorar por un técnico especializado. En Válida Lift tenemos una larga experiencia en soluciones verticales, así como proyectos de modernización y sustitución de ascensores e instalación en edificios ya construidos. Llámanos y te ofreceremos asesoramiento y presupuesto sin compromiso: 972 476 068.