28 mar 2018

Acabados de ascensor de limpieza fácil

Acabados de ascensor de limpieza fácil

A la hora de escoger los acabados de ascensor, una de las mayores preocupaciones es si se podrá limpiar con facilidad o supondrá un esfuerzo extra. Además del precio y la estética, este suele ser uno de los principales condicionantes de compra. Esta preocupación suele ser más importante en espacios públicos, donde la higiene tiene un papel más relevante. Por ello, hoy dedicamos este post a analizar los pros y contras de los principales materiales.

Las paredes de ascensor: ¿estética o funcionalidad?

Sin duda, las paredes del ascensor es la parte más visible de la cabina. Por ello, es donde se suele prestar más atención a la estética de los acabados, siempre que el presupuesto lo permita. Así, Los materiales más populares son los skinplates (chapa pintada) i laminados (también conocida como Formica). Ambos copan la mayoría de instalaciones por su precio económico y variedad de colores. Aun así, si no son los más resistentes, se pueden rallar y su acabado mate/poroso muchas veces dificulta su limpieza.

Por otro lado, están los acabados de cristal. Ya sea una pared con espejo o una cabina panorámica, el cristal es un aliado perfecto para las personas que buscan un acabado elegante y moderno. La superficie lisa facilita su lavado, reparte mejor la luz y mitiga la sensación de claustrofobia. Por el contrario, es más frágil que otros materiales metálicos o de madera, no siendo recomendables para ascensores destinados al transporte de mercancías.

Para los que buscan la máxima resistencia, están los paneles de acero. Lisos, duraderos y con un gran resistencia a ralladas,  son la solución perfecta para espacios de públicos, comunidades de vecinos y uso intensivo. En Válida Lift contamos con un amplio abanico de aceros a un precio muy atractivo, por lo que podrás escoges entre acabados clásicos o de vanguardia.

El suelo de cabina, el gran olvidado

Junto a las paredes, el suelo es otra de las partes más visibles del ascensor, pero suele ser el gran olvidado ya que se plantea como una extensión del suelo de la vivienda. Este planteamiento lo encarece, al tratarse de una modificación especial. Es cierto que el acabado final se mimetiza con el del resto del edificio, pero este efecto se perderá en el momento de sustituir el suelo del edificio. A ello debemos sumarle la necesidad de juntas, que suelen acumular suciedad, y que son innecesarias en otros acabados.

Los acabados de  goma, linóleum o laminados sintéticos son una opción excelente si buscamos un acabado estético cuidado y económico, siempre que el uso no sea intensivo (poca resistencia al desgaste y tendencia a arrugarse). Debemos tener en cuenta que estos materiales son porosos, por lo que su lavado no es el más sencillo.

El suelo de aluminio estriado es económico y presenta una gran resistencia a golpes y rozaduras, así como un lavado con productos abrasivos. Quizás no sea la opción más elegante, pero sin duda es la más funcional.

Si buscamos un material resistente, fácil de limpiar y con un acabado de calidad, la piedra sintética y el granito son las mejores opciones. Son más caros, pero conseguiremos eliminar juntas y a la vez conseguir una superficie firme y duradera con estilo.

En Válida Lift contamos con un amplio abanico de acabados para ascensor. Si estas interesando en instalar uno y renovar el que tienes, llámanos. Te ofreceremos asesoramiento y presupuesto sin compromiso: 972 476 068.