4 ene 2017

¿Ascensor o elevador?

¿Ascensor o elevador?

A la hora de instalar un ascensor, una de las principales cuestiones a abordar es el tipo de solución. Hasta hace unos años, la normativa separaba claramente los ascensores y elevadores basándose en aspectos técnicos. Estas diferencias tenían consecuencias directas sobre el tipo seguridad y servicio postventa. Principalmente, se ponía el acento en el mantenimiento y la velocidad del aparato.

Con la entrada en vigor de la nueva normativa de ascensores, se eliminan las diferencias legales entre ascensor y elevador. Desde entonces, todos pasan a llamarse ascensores, independientemente de su capacidad o velocidad.

Tradicionalmente, los elevadores eran conocidos como montacargas para personas, ascensores domésticos o homelift. Estos realizaban sus trayectos a una velocidad de unos 0,15m/s, limite al que estaban sujetos por la normativa anterior. Recientemente, como hemos dicho, esta frontera desaparece si bien se continúa utilizando a nivel técnico. De hecho, la mayoría de ascensores destinados al uso privado se caracterizan por moverse a esta velocidad.

Ascensores de velocidad reducida

Actualmente, la mayoría de ascensores domésticos se mueven a 0,15m/s. Aun así, este tipo de solución vertical no es la única que puede instalarse en ambientes domésticos o privados, ni tiene porqué montarse exclusivamente en estos espacios.

Los ascensores de velocidad reducida, conocidos anteriormente como elevadores, continúan instalándose en multitud de espacios. Son una alternativa mucho más económica y versátil que un ascensor convencional. Entre otras causas, los elevadores presentan un precio considerablemente más bajo que un ascensor y no necesitan tanto espacio como estos para ser instalados.

Entonces, ¿por qué no instalar elevadores en todos los espacios? La respuesta es, principalmente, tiempo y espacio. A una velocidad de 0,15m/s realizar un trayecto vertical superior a 4 plantas puede ser muy prolongado. Para poner un ejemplo, para subir desde la planta 0 hasta un 4º piso (13 metros de recorrido) tardaríamos 1 minuto y medio aproximadamente. Y ello contando que el ascensor ya se encuentre en la planta 0.   

Por otro lado, un elevador puede ajustarse a la mayoría de espacios. De hecho, sistemas como el de ELEVO no necesitan guías ni contrapesos, lo que supone un aprovechamiento del espacio del 95%.

Aun así, debemos señalar que ascensores y elevadores son soluciones verticales totalmente aptas y seguras. En ningún caso, debemos entender que un elevador suponga menor calidad o eficiencia.

En Válida Lift disponemos de un amplio catálogo de ascensores –y elevadores- para prácticamente todos los espacios. Si buscas una solución vertical para tu edificio, llámanos y te ofreceremos presupuesto sin compromiso: 972 476 068.