22 mar 2018

Ascensores con foso reducido

Ascensores con foso reducido

Los últimos avances en ascensores, así como una mayor demanda de este tipo de soluciones verticales, han permitido mejorar la capacidad de adaptación de estas máquinas. Si hace unos años instalar un elevador era sinónimo de complicaciones, hoy su colocación se realiza de una manera más limpia y rápida. Entre estos avances técnicos, encontramos los modelos que pueden montarse en un foso reducido. Hoy analizamos qué son y en qué situaciones son recomendables.

¿Qué es un ascensor con foso reducido?

Son los ascensores que requieren un espacio inferior a un metro para poder ser instalados. Por norma general, el foso debe tener una distancia entre 1m – 1,2m verticales contando desde la superficie de la base. Este espacio permite al operario de mantenimiento poder realizar las revisiones de manera segura en esta parte del ascensor, sin peligro de atrapamiento. En el caso de los ascensores con foso reducido, este requerimiento se soluciona con la instalación de un puntal que permite asegurar el espacio de seguridad necesario en caso de caída del ascensor.

La normativa vigente establece que un ascensor, entendido como tal (velocidad superior a 0,15m/s) debe disponer de un foso de 1 metro como mínimo. En algunos modelos, esta distancia puede ser mayor por requerimientos mecánicos de la máquina. Si por algún motivo es necesario realizar un foso reducido, es preciso comunicar la excepción de la norma a los organismos pertinentes. Además, se deberá dotar la instalación de las medidas de seguridad necesarias para estos casos.

En el caso de los ascensores elevadores, con una velocidad inferior a 0,15m/s, la normativa no marca un espacio mínimo. De hecho, cada vez son más comunes los modelos que no precisan foso, como ELEVO o SUPES.

¿En qué situaciones es recomendable un foso reducido?

Como hemos visto, si optamos por un elevador tendremos la posibilidad de suprimir total o parcialmente la necesidad de un foso. En el caso de los ascensores, un técnico especializado será quién deberá determinar si es posible optar por un foso reducido.

La necesidad de realizar un foso reducido para ascensor se suele dar en edificios ya construidos, cuando existe un parking o local subterráneo que impide la excavación del foso. Aun así, técnicamente es posible realizar un foso “colgado”, por lo que no siempre es posible recurrir a una excepción a la norma.  

En cualquier caso, es recomendable el asesoramiento de un técnico antes de decidir qué modelo montar. En Válida Lift ponemos a tu alcance un equipo técnico especializado que te ofrecerá asesoramiento y presupuesto para la instalación de un ascensor o elevador sin compromiso. Si tienes cualquier duda, llámanos: 972 476 068.