26 may 2017

Ascensores para escaleras

Ascensores para escaleras

Hace unos días publicamos un post donde abordábamos las principales soluciones en accesibilidad como alternativa a los ascensores. Después de focalizar en las soluciones fijas, hoy nos centramos en las móviles.

Subeescaleras: la opción móvil para mejorar la accesibilidad

Junto a los elevadores, las plataformas y sillas salvaescaleras, los subeescaleras constituyen una opción para mejorar la accesibilidad. Tienen sus propias características, siendo una solución recomendada para situaciones concretas.

Los subeescaleras más comunes son las sillas montaescaleras y las orugas. Se tratan de dos soluciones móviles y portátiles que permiten a una persona en silla de ruedas o con movilidad reducida poder subir o bajar escaleras. Existen modelos, como ERUCA o EFICACIS que son desmontables, pudiendo guardarse en cualquier armario o en el maletero del coche.

Aun así, los subeescaleras presentan varios condicionantes. De entrada está la maniobrabilidad. El usuario que precisa este tipo de soluciones necesitará la asistencia de otra persona que conduzca este tipo de solución. Por ello, no es una solución autónoma ya que cada vez que queramos subir o bajar las escaleras necesitaremos la ayuda de alguien.

Por otro lado, están el uso y dimensiones de los subeescaleras. Dado que su conducción precisa fuerza física, precisión y experiencia, la conducción de este tipo de soluciones no puede ir a cargo de cualquier persona. Además, la escalera debería ser lo suficientemente ancha para permitir el paso del subeescaleras y la silla de ruedas. Si se trata de una escalera con curva o giro, deberemos tener presente que el rellano intermedio de la escalera debe ser cómo mínimo de 150cm para poder realizar un giro con seguridad.

Así también, el uso de un subeescaleras puede ser poco práctico si su uso va a ser frecuente o debemos superar varias plantas de desnivel. Como hemos comentado, el usuario siempre dependerá de otra persona para poder subir o bajar. Además, requerirá iniciar el proceso de colocación del usuario en el subeescaleras, tarea que puede durar unos minutos.

Por ello, los subeescaleras son soluciones en accesibilidad que se suelen reservar para condiciones muy concretas. Por ejemplo, para salvar un tramo recto de escaleras situado en la entrada de una casa o comunidad o segunda residencia. Es preferibles utilizarlo en escaleras anchas y sin curvas ya que así podremos maniobrar mejor, evitando posibles riesgos.

Sin finalmente nos hemos decidido por un subeescaleras, es aconsejable probar uno antes de comprarlo en la escalera donde va a ser utilizado. De esta manera, podremos hacernos una idea de cómo funciona y si esta solución es válida para el uso que queremos darle.

En Válida Lift estamos especializados en soluciones para la accesibilidad. Llámanos y te ofreceremos asesoramiento y presupuesto sin compromiso: 972 476 068.