13 mar 2018

Así es el nuevo Plan Estatal de Vivienda

Así es el nuevo Plan Estatal de Vivienda

El pasado viernes 9 de marzo el Gobierno aprobó el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. Este plan tiene como objetivo ayudar a los menores de 35 años y a las personas mayores o con discapacidad acceder al mercado inmobiliario, tanto de alquiler como de propiedad, en el ámbito rural. Esta ayuda cuenta con una dotación de 1.443 millones de euros, importe que se repartirá entre el 2018 y el 2021.

Ahora corresponde a las comunidades autonómicas fijar la fecha de apertura de las solicitudes, que debería producirse en dos o tres meses. Cabe señalar que todas las ayudas se aplicarán con carácter retroactivo desde el 1 de enero de este año.

Ayudas al alquiler, las más esperadas

Para poder aspirar a las ayudas al alquiler de este nuevo plan, es preciso que la vivienda alquilada sea la residencia habitual y permanente, que su precio no supere los 600 euros mensuales (900 para las ciudades más demandadas) y que los ingresos del inquilino no superen los 22.589,28€ brutos anuales. Este límite se ampliará a los 30.118,20€ anuales si se trata de una familia numerosa o con una persona con discapacidad.

Respecto la cuota de ayuda, oscilará entre el 40% y el 50% del alquiler mensual como máximo, según la edad y situación.

Estas ayudas pretenden incentivar el alquiler con una cesión mínima de 25 años, destinados a personas de la tercera edad, fundaciones y organismos públicos. Por ello se hace especial mención a que debe tratarse de la residencia habitual y permanente. Las personas que se encuentran en situación de desahucio también contaran con algunas ayudas incluidas en este plan. El Gobierno afirma que pondrá a disposición de este colectivo viviendas desocupadas de las entidades financieras. Para estos casos, el precio del alquiler deberá ser inferior a 400 euros mensuales y el plazo de ayuda de 3 años como máximo.

Las ayudas también incluyen la compra y rehabilitación

En este caso, solamente los menores de 35 años con ingresos inferiores a 22.589,28€ brutos anuales pueden solicitar las ayudas. Además, en el nuevo Plan de Vivienda se establece que el precio de la vivienda no supere los 100.000 y ésta debe estar situada en un municipio inferior a 5.000 habitantes. La cobertura máxima de la ayuda será del 20%.  

Por otro lado, también se integra un programa para mayores y personas con discapacidad para la ayuda a la promoción de viviendas con servicios comunes adaptados en alquiler. El objetivo es rehabilitar viviendas con servicios e instalaciones adaptados destinados durante un plazo de 40 años al alquiler como mínimo.

Cabe señalar que por primera vez las ayudas de rehabilitación para edificios de viviendas engloban viviendas unifamiliares y viviendas dentro de un edificio de forma individualizada. El condicionante es que estas viviendas tengan una antigüedad anterior a 1996, dando prioridad  El plan tendrá a la infravivienda y el chabolismo como elementos prioritarios a solucionar.

Pese a que las ayudas han sido recibidas positivamente, los expertos ven con escepticismo que suponga un acceso real a la vivienda o vaya más allá de lo especulativo. De hecho, siguen escapando a casi todas las personas menores de 35 años y se les incentiva al endeudamiento.

Fuente: Fotocasa