19 ene 2017

¿Cómo debe ser la instalación de un ascensor?

¿Cómo debe ser la instalación de un ascensor?

Si estás pensado en colocar una solución vertical en tu edificio, es importante saber cómo debe ser la instalación de un ascensor. De esta manera, podrás hacerte una idea de qué tipo de solución nos es más conveniente o se puede ajustar más a nuestro espacio y necesidades. Así también, veremos qué elementos debemos tener en cuenta para poder montarlo.

Instalación de un ascensor hidráulico

Los ascensores hidráulicos son una de las versiones más instaladas en nuestro país. Su principal característica es su sistema de tracción, que consiste en un pistón conectado a la base de la estructura y a la cabina. Desde la centralita hidráulica, el motor ejerce presión sobre el aceite que, conectado al pistón, impulsa la cabina hacia arriba. Esta presión puede ejercerse hasta conseguir una velocidad máxima de ascenso de 0,63m/s.

Por el contrario, en los trayectos de descenso, la centralita abre las válvulas de una manera controlada. Se consigue así hacer descender la cabina por su propio peso gracias a la gravedad. Los sensores de presión se encargan de vigilar que el descenso sea continua y suave, imposibilitando una caída libre.

Para poder montar un ascensor hidráulico, debemos partir de un espacio suficiente para albergar la cabina, el pistón, el foso, las guías y las puertas como mínimo. Dependiendo de si se va a montar en un hueco de obra o en una estructura prefabricada (autoportante) la envergadura de la obra será mayor o menor. Consecuentemente, el coste en mano de obra también variará.

Por otro lado, está la conexión eléctrica. Los ascensores hidráulicos necesitan potencia trifásica, lo que implica una contratación de mayor potencia y un acumulador eléctrico. Si el edificio tiene una instalación eléctrica antigua o delicada, será preciso revisarla para una garantizar una conexión segura y fiable.

Como principal ventaja, los ascensores hidráulicos no necesitan sala de máquinas. La centralita, que alberga el motor, no es mayor que un pequeño armario. Asimismo, las guías y el pistón requieren 30 cm en uno de los lados, siendo esta la principal penalización para espacios reducidos.

Ascensores eléctricos, la ventaja de una mayor velocidad

Hasta hace unos años, los ascensores eléctricos requerían sala de máquinas, lo que se traducía para un espacio extra para albergar el motor en la parte superior. Con la invención del motor Gearless, esta necesidad desaparece, situándose prácticamente en igualdad de condiciones que un ascensor hidráulico.

Aun así, los ascensores eléctricos siguen precisando componentes especiales y su instalación es más compleja. Para empezar, están los contrapesos, que requieren un espacio considerable. Las guías, la caja de cuñas, cables de tracción y el propio foso son otros elementos a considerar. Por ello, los ascensores eléctricos siguen siendo más caros que los hidráulicos.

Pero también encontramos claras ventajas. El consumo eléctrico es más moderado ya que, entre otras cosas, solo necesitan toma monofásica. A ello hay que sumarle que son bastante más rápidos, siendo una solución vertical ideal para trayectos largos.

Sistemas como el de ELEVO pueden ayudarnos no solo en un montaje más rápido, sino en un mayor aprovechamiento y eficiencia.  

Para poder instalar de un ascensor, sea hidráulico o eléctrico, no debemos olvidar el propio hueco de obra. Además de las dimensiones para albergar los mecanismos, será necesario avaluar el trayecto del ascensor ¿tendremos que abrir un agujero en todas las plantas para que pase el ascensor? ¿Podrá ir instalado en una estructura anexa al edificio? Dependiendo de la distribución de nuestro edificio y de la normativa vigente, podremos saber si técnicamente podemos instalar el ascensor.

Consejos a la hora de instalar un ascensor

Como ya habrá intuido el lector, para una instalación de un ascensor correcta y segura debemos tener en cuenta bastantes variables. Por ello, nuestro consejo es que el proyecto lo gestione una misma empresa. De esta manera, es más fácil coordinar el montaje.

En Válida Lift te ofrecemos el plan “llaves en mano” para que no tengas que preocuparte de nada. Nos encargamos de las obras, permisos, instalación y mantenimiento para ofrecerte una solución vertical ajustada, segura y eficiente. Y todo ello a un precio muy atractivo. Llámanos y solicita tu presupuesto: 972 476 068.