29 sep 2016

Cómo evitar averías de tu ascensor

Cómo evitar averías de tu ascensor

Las averías de tu ascensor pueden evitarse si sigues una serie de pautas y buenas prácticas. En este post te las explicamos para que puedas, no solo ahorrar dinero, sino también alargar la vida útil de tu ascensor o el de tu comunidad. Empezamos.

Como punto previo, no debemos perder de vista el tipo de uso al que está sometido el ascensor. El desgaste que sufrirá no es el mismo en una casa particular que en un edificio de viviendas de varias plantas. Ello puede condicionar el tipo de modelo, pero sobretodo deberemos tener en cuenta la capacidad de la máquina para comprender sus limitaciones. Optar por un ascensor con una mecánica sencilla y una baja capacidad de carga puede suponer un ahorro, pero a medio-largo plazo las averías pueden ser continuas.

Asimismo, la calidad de los acabados de la cabina o las botoneras influyen directamente en la longevidad de los componentes. Por ello, es aconsejable escoger botoneras en acero inoxidable, resistentes a la corrosión y el desgaste, además de ser de fácil limpieza.

Por otra parte, los decorados realizados en madera, melanina o plásticos de baja densidad son mucho más elegantes, por lo que su aplicación es más aconsejable en el ámbito privado. Optar por una de estas opciones para un ascensor de uso público, por ejemplo, puede ser foco de rayadas y pintadas.

Siguiendo esta línea, uno de los factores determinantes es la limpieza de la cabina del ascensor y su entorno. Si el ascensor está sometido a humedades o corrientes de polvo, puede acabar dañándose la mecánica o incluso la electrónica del aparato. Por ello, es aconsejable proteger las entradas de las inclemencias directas del tiempo. Colocar una puerta previa o situar la entrada lejos de la puerta de principal del edificio pueden ayudarnos mucho.

Por otra parte, no debemos perder de vista que los ascensores son máquinas en constante movimiento. Ello se traduce en fuerzas de fricción y tensión a altas presiones. Para asegurarnos que la fuerza que genera el propio ascensor no acaba con él, es preciso controlar los niveles de aceite y el estado del motor. Una correcta lubricación de las piezas móviles permitirá alargar considerablemente la vida del ascensor.

El buen estado de los componentes electrónicos supone otro factor a tener en cuenta. En este caso, el técnico encargado del mantenimiento del ascensor deberá realizar una inspección detallada de todos los ítems. Si detecta cualquier posible fallo o prevé una avería sino se substituye alguna de las partes, deberá comunicarlo al responsable o propietario del ascensor. En ese momento, es responsabilidad de éste optar por la mejor solución y que garantice la máxima seguridad.

Finalmente, el propio servicio de mantenimiento del ascensor supone un factor clave. Si quieres evitar futuras averías de tu ascensor, es preciso que optes por una empresa de proximidad y confianza. En Válida Lift ponemos a tu disposición un equipo de profesionales preparados para atenderte 24 horas los 365 días del año. Además, te ofrecemos planes de tarifa plana para que puedas escoger el tipo de cobertura que prefieras, sin tener que pagar de más. Ofrecemos servicio multimarca, te hayamos instalado o no tu ascensor. Llámanos y empieza ahorrar en el mantenimiento de tu ascensor: 972 476 068.