7 feb 2017

¿Montacargas hidráulico o eléctrico?

¿Montacargas hidráulico o eléctrico?

Los montacargas son soluciones verticales pensadas para el transporte de productos o mercancías. Ya sea en formato caja o palet, los montacargas deben ofrecer una alta capacidad de carga, además de un acabado resistente y duradero. A nivel técnico, podemos diferenciar entre los que cuentan con tracción hidráulica o eléctrica. ¿Cuál es mejor para el uso industrial?

Montacargas industriales: rendimiento y fiabilidad

A la hora de montar un montacargas, es preciso poner especial atención al uso que le vamos a dar. Por normativa, estas máquinas no permiten el transporte de personas ya que no están sujetas a las mismas normas de seguridad que un ascensor convencional. Por ello, es importante tener presente que únicamente podremos cargar material. Si queremos una solución vertical para un uso mucho más versátil, apto para personas y que nos ofrezca suficiente espacio para el transporte de material, deberemos buscar ascensores de alta capacidad, como HIDRIS, no un montacargas.

Así pues, los montacargas están  vinculados por definición a un uso mucho más industrial. Ello condiciona su estructura, así como sus acabados. Para empezar, la capacidad de carga es superior a la media de los ascensores, pudiendo llegar fácilmente a los 3.500kg. La cabina está pensada para ofrecer una resistencia extra a golpes y ralladas. Así también, el suelo debe ser apto para el uso de palets y traspalets, por lo que es recomendable superficies rugosas rígidas tipo malla. Y como no, debe estar bien equilibrado, siendo capaz de compensar acumulaciones de material en una de sus esquinas o posibles movimientos de la mercadería durante el trayecto.

¿Eléctrico o hidráulico?

A día de hoy existen montacargas eléctricos e hidráulicos, por lo que es frecuente encontrarse ante la duda de que opción es la mejor. En apariencia, son prácticamente idénticos ya que las diferencias están a nivel mecánico. Un ascensor eléctrico requiere más espacio para acoger contrapesos y sala de máquinas, lo que complica y encarece su instalación.

Por otra parte, los hidráulicos cuentan con un sistema de elevación mucho más compacto y fácil de montar, aprovechando más el espacio. No debemos olvidar que en muy poco espacio es posible montar un montacargas hidráulico con una alta capacidad de carga, pudiendo destinar el espacio que ahorramos a otras finalidades.

A nivel de velocidad, los montacargas eléctricos pueden ser más rápidos, pero su consumo es más eficiente. Los hidráulicos siguen requiriendo toma trifásica de corriente, lo que supone una potencia contratada mayor. En trayectos de descenso pero no consumen ya que se basan en la gravedad para descender paulatinamente.

En resumen, deberemos tener presente el uso que queremos dar a nuestro futuro montacargas. Si tenemos espacio y buscamos una solución que nos permita mover mercancías rápidamente, la versión eléctrica es la más aconsejable. Pero si queremos optar por aprovechar el máximo espacio y queremos una solución fiable, los hidráulicos son lo que buscas.

En Válida Lift montamos y ofrecemos servicio de mantenimiento de montacargas hidráulicos y eléctricos. Abarcamos un amplio rango de capacidades y acabados. Por ello, si estás buscando una solución vertical, no dudes en ponerte en contacto con nosotros: 972 476 068.