22 feb 2018

Pagar por cada viaje en ascensor

Pagar por cada viaje en ascensor

La decisión de montar un ascensor no siempre es fácil, sobre todo en una comunidad de vecinos. La idea de realizar obras, pagar derramas o solo pensar que uno de los vecinos se oponga impide con frecuencia su instalación. En España es una situación muy corriente, así como en todos los países con un gran parque de edificios antiguos que requieren de un ascensor para mejorar la movilidad o cumplir con las normativas de accesibilidad.

Ante este escenario, una de las soluciones es financiar la instalación a través de una entidad bancaria o recurrir a un pago fraccionado. Pero este sistema no siempre convence, bajo argumentos como que el propietario de la planta baja no lo utilizará o que escapa a las posibilidades económicas de algún vecino. Por este motivo, en China se ha empezado a aplicar una prueba piloto que tiene como objetivo acabar con este tipo de problemas: pagar el ascensor por cada viaje realizado.

Esta iniciativa se ha estrenado en un edificio del distrito de Daxing, un barrio con más de 2.200 edificios construidos antes del 2006 y que cuenta con un importante volumen de edificios multiplanta. Este mecanismo de microfinanciación para la instalación funciona de la siguiente manera. Al usuario-vecino del edificio se le entrega una tarjeta con un saldo que puede ir recargando. Cada trayecto tiene un coste de unos 3 céntimos, por lo que cada usuario tendría un gasto total equivalente a unos 13 euros mensuales.

Esta iniviativa no es la primera que se ha hecho en Pekín para financiar este tipo de construcciones. En el 2017, en el distrito de Haidian, en otro proyecto se cobró a los residentes una tarifa mensual por usar los ascensores. Además, esta misma compañía está planteando financiar los ascensores a través de la colocación de anuncios publicitarios.

Fuente: El Economista